Una de las primeras preguntas que nos hacen nuestros clientes sobre la Ley de Segunda Oportunidad es ¿Cuánto me va a costar? Nosotros siempre trabajamos con presupuesto profesional y damos facilidades de pago a nuestros clientes, con lo que nuestros clientes siempre saben a cuánto ascienden nuestros honorarios, pero ¿Cuál es el coste del mediador concursal?   El coste del mediador concursal está tasado por ley, es decir, no puede cobrar lo que desee, y para su cálculo se aplican las siguientes reglas matemáticas: En primer lugar, y antes de llegar a las reducciones de honorarios, hay que aplicar al activo y al pasivo estos porcentajes que se obtienen del Anexo del Real Decreto 1860/2004, de 6 de septiembre, por el que se establece el arancel de derechos de los administradores concursales:   a) Porcentajes aplicables sobre el activo Activo (hasta euros) Importe retribución Resto de activo (hasta euros) Porcentaje aplicable al resto de activo 0 0 500.000 0,600 500.000 3.000 500.000 0,500 1.000.000 5.500 9.000.000 0,400 10.000.000 41.500 40.000.000 0,300 50.000.000 161.500 50.000.000 0,200 100.000.000 261.500 400.000.000 0,100 500.000.000 661.500 500.000.000 0,050 1.000.000.000 911.500 En adelante 0,025 (Es decir, que si el deudor es propietario de bienes...

¿Se pueden paralizar los embargos con la Ley de Segunda Oportunidad? Una de las dudas que nos trasladan nuestros clientes en sus primeras reuniones o conversaciones con nosotros es en qué situación se quedan los embargos que están sufriendo en ese momento cuando inician el procedimiento de segunda oportunidad, y si la aplicación de esta ley consigue paralizar los embargos. La respuesta es muy sencilla: desde el primer momento en que se inician los trámites de la Ley de Segunda Oportunidad se paralizan los embargos al deudor. Establece la ley que en cuanto se procede a requerir al notario o registrador para que inicie el expediente de Acuerdo Extrajudicial de Pagos, todos los embargos se paralizan y quedan en suspenso. Este plazo inicial de suspensión varía de 2 a 3 meses en función de si el deudor es un consumidor o un profesional y teoricamente es el tiempo máximo que dura  la mediación...

Hemos obtenido otra resolución judicial que cancela la totalidad de las deudas de un emprendedor y avalista de una empresa que se vio forzada a cerrar su actividad, cancelando una deuda de 177.933,11 €. Nuestro cliente, emprendedor, junto con otro profesional inicio un negocio comercial que por circunstancias del mercado tuvo que cerrar, quedando la deuda del mismo sin atender. Además había avalado las operaciones comerciales de su ex cónyuge. Llegado a este punto contactó con nosotros,  que a través de la Ley de Segunda Oportunidad hemos conseguido que se cancele en su totalidad (técnicamente llamado el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho - BEPI). Pinchando en el enlace tenéis la resolución que acuerda la cancelación de las deudas. Nuestro cliente ha podido volver a empezar sin deudas....

Con gran satisfacción para nuestro cliente y también para este despacho hemos obtenido una resolución judicial que cancela la totalidad de las deudas de un avalista de una empresa que quebró dejando al avalista como responsable de una deuda de 207.402 €. Nuestro cliente, por relación de parentesco con el administrador de la empresa, avaló las operaciones comerciales e incluso hipotecó su vivienda para hacer frente al pago de los préstamos y créditos de la empresa. Con la llegada de la crisis económica dicha empresa cerró y los diferentes acreedores, bancos y cajas de ahorro principalmente, ejecutaron los avales y la hipoteca. Esto generó una deuda por importe de 207.402 € de principal que a través de la Ley de Segunda Oportunidad hemos conseguido que se cancele en su totalidad (técnicamente llamado el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho - BEPI). En este caso  existía una pequeña deuda con la Agencia Tributaria, de...

Si eres avalista de un préstamo, esto te interesa. En muchas ocasiones nos estamos encontrando con clientes que han afianzado el pago de un préstamo por un familiar o un negocio. Para la concesión del préstamo se ha obligado a reforzar las garantías con estos fiadores – popularmente llamados avalistas, sin propiamente serlo-, tanto con sus bienes como personalmente. Estas cláusulas se fuerzan a firmar con renuncias a varios derechos del fiador/avalista: los beneficios de excusión, división y orden, es decir, el derecho del fiador a que se reclame primero al deudor principal, de que se divida el afianzamiento entre los diversos fiadores en caso de concurrencia de varios y que en caso de ejecución contra el fiador pueda éste elegir el orden de los bienes que se le van a ejecutar.   No se puede convertir al fiador/avalista en un deudor solidario   Estas renuncias convierten al fiador/avalista en un deudor solidario, es decir, que...

Dado que la Ley de Segunda Oportunidad es un procedimiento desconocido para la mayoría de las personas, la primera duda que surge a la gente tras informarse es si realmente es posible quedar liberado de las deudas y no tener que hacer frente a las mismas en un futuro. Esta duda se incrementa cuando hay artículos en prensa que surgieron con la aprobación de la ley en que se insiste en que la misma no vale para nada. Para entender estos artículos hay que conocer todo el proceso de aprobación de la ley, con los lobbies de la banca, la principal perjudicada por la cancelación de las deudas, trabajando a todo ritmo para que no se aprobara, o en su caso para que se estableciera todo un galimatías de requisitos que la hicieran poco atractiva. Entre sus acciones se encuentra la contratación de espacios en prensa, con forma de noticias, desincentivando...